Entradas

Mostrando entradas de 2015

Festival de Málaga 2015 (Diario I)

Mirabilis, Marisabelis, Merisabilis, Cercis...no estoy muy seguro de cómo se llamaba el árbol de la película, porque incluso a lo largo de ella el nombre se tergiversa tanto y se repite tanto que no cuadra nada en absoluto. Normalmente, no es así. La repetición da fuerza a las palabras (Natalie Portman hizo el mismo papel en teatro tanto tiempo que al final se lo acabó tragando), pero en Mirabilis pues, nada tiene mucha fuerza. Si acaso, tiene complejo de delgado y cree que por ir al gimnasio tal vez se le quite. Tan común.

La película no empieza bien. El que quiera puede consultar mi crítica en el diario Málaga Hoy del lunes 20 de abril sobre ella, pero ya le digo que al lector (o más bien advierto) que la bilis que desprendo en la crítica es mucho menor que la que he denotado en anteriores ocasiones. El año pasado por ejemplo, tal vez por las circunstancias en las que me encontraba, fui algo más destructivo con todo lo que mis ojos vieron. Hoy en día lo miro con perspectiva y tal ve…

Publicidad bonita (I)

Imagen
El hombre detrás del espejo negro

Una luz.
Morada, blanca, azul, verde, etc... da igual. El tío tampoco se pregunta si lo que hay dentro del móvil es una bombilla tipo LED que se enciende cuando le mandan un mensaje, así que si la forma no importa, el color tampoco. Lo que transmite la luz ya es más complejo. Dentro de esa complejidad se halla la universalidad. El tío está subido en un tren/autobús, contemplando cómo a su alrededor, con suerte, hay veinte personas con sus móviles, dos mirando por las ventanas, y tal vez una con un libro. Sí es 50 sombras de Grey, está al nivel analógico del móvil; sólo va de toquetear un cacharro.
El tío.
Mirar a los demás implica estar sometido, en este caso, a las tres actitudes más habituales en un tren/autobús desde que se inventó el smartphone, o hasta que su uso se proliferó al nivel de la respiración. O se mira por la ventana, o se mira el móvil o se mira el libro, porque un libro no puede leerse en un tren. ¿Qué hacer?

Haga lo que haga no deja…

La lógica de la manada

Imagen
Existen muy pocas series que hayan abarcado un arco generacional como lo ha hecho El séquito. Ese complaciente (por reducido y variopinto) grupo de amigos de la infancia que se criaron en lo suburbios de Nueva York, creció durante ocho años convirtiendo Los Ángeles en su patio de recreo. Entre las brutales bacanales y romances tan trascendentales como poco duraderos, la serie ha perfilado el retrato de una estrella del cine estudiando sus flaquezas y debilidades, que, en gran parte, recaían en su grado de inmadurez. Pero no sólo el de Vince, protagonista y marginado epicentro de la serie, sino el de todo su séquito. Se muestra lo miserable que puede ser el efecto de las rencillas personales y financieras del mundillo sobre un pequeño grupo de personas que se han criado en la inocencia.     

Por ello, Doug Ellin, creador de la serie, dibuja los triunfos de sus personajes con moderación. Trabaja con este proyecto como si lo hiciera, a priori, con un producto vacuo, fácil de digerir y fác…

Los 10 mejores episodios de "Los Simpson"

Imagen
La última salida a Springfield (Last exit to Springfield) , Temporada 4, Episodio 76 Aqui residen las claves del humor de Los Simpson. Hoy en día, se ha convertido en un programa algo más ácido, pero en el peor de los sentidos. Si antes convivía en el mundo, pero sin formar parte de él, ahora si que lo hace, y ha sido muy corrosivo para su esencia. Al fin y al cabo, siempre han propuesto un prisma muy peculiar desde el que observar el mundo, pero por la distancia que tenía con él. Ahora, parece haberse fusionado con el presente y pretende criticar la realidad desde esa perspectiva, pero hace que carezca de sentido todo lo que ha habido detrás para acabar de esta forma. Este episodio resume a la perfección lo que fue Los Simpsons (y lo que es, porque en lo que se ha convertido es resultado de la mera adaptación al público), es decir: un compendio satírico sobre las adversidades de la vida diaria, de cómo se tornan ridículas si se observan como realmente son. En el capítulo que nos atañe…