Diario de un crítico

Blog personal del crítico de cine Simón Cano Le Tiec.

sábado, 29 de marzo de 2014

Final de Lost (Perdidos) EXPLICADO

OJO A LOS POSIBLES SPOILERS

Bueno, uno ve el final de Lost pensando que no se puede entender a la primera. De hecho, si que se puede. Yo lo entendí a la primera, y es una mierda.
Pero ahora que Damon Lindelof se ha hartado de lo que probablemente sea un chute de esas cosas que toman las personas muy malas (drogas, niños, son drogas, no las toméis u os saldrán unos guiones repletos de calamares sin tinta)(SIN TINTA), por fin ha desvelado la explicación a uno de los finales más curiosos de la historia de la TV.

Bueno...yo, o sea, lo que yo pienso del final de Lost es que es redondo, o sea, la historia no tiene ningún giro dramático asi muy gordo ni nada ¿no? A ver, si, están todos muertos y toda la pesca, pero que eso se ve venir ¿no? Yo en el momento en que rodamos la tercera temporada cogí el guión del quinto episodio, le pegué a Mathew Fox en la cabeza con él y les dije a todos los presentes: "Vais a currar aqui hasta después de muertos". Y bueno luego ya se me acercó JJ y me dijo: 'Tio, esto no puede ser asi, cúrrate un final guapo que deje a la gente loquísima', y le dije: 'Va, la siguiente temporada ya es la última'. Yo lo iba a hacer, en serio, pero me acababa de comprar un barco, y luego, pues, quería que en ese barco hubiera otro barco, y dentro, un avión. Yo no es por nada, pero con las cosas que pasan en la serie ves que ni un barco ni un avión son muy seguros. Explotan. No me gusta que las cosas exploten, asi que si metes un barco dentro de un avión supongo que no pasa nada ¿no? Polos iguales se repelen ¿right?
Total que vamos por la quinta temporada y se me ocurre la idea de trabajar con Ridley Scott y me dice: 'What?'. Pero luego pensé 'ostia, si hablo en castellano por toda la cara'.
Arreglamos un guionaco impresionante sobre como se reparten los moluscos en la lonja de Málaga. Al final le pusimos Prometheus de título y un tipo se vino y cambio algunas cosas.
Yo mientras decidi acabar Perdidos por motivos varios. El primero, porque me obligaron. JJ pillo un mosqueo importante, me rodeó el cuello con sus manos de camionero y me dijo: 'O acabas la serie o acabo contigo'. Y le dije: 'Ya has acabado conmigo'. Y me dice: "¿Qué?", y le digo: "Exacto".
Asi nació la idea de que Perdidos acaba en coyuntura entre metafísica y metanfetamina...o sea, entre metafísica y algo más tangible, algo como los billetes de 50 pavos que gano por cada minuto que respiro...ahhhhh, no caigo ahora mismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario