Diario de un crítico

Blog personal del crítico de cine Simón Cano Le Tiec.

miércoles, 6 de marzo de 2013

La tele

Veo la tele. Si, veo la tele. Veo que ese inventazo que sirve para proyectar cosas, cosas que en su mayoría son chorradas que presentan presentadores chorras y que las ve un público chorra, todavía sigue existiendo. ¿En serio? Sí, sigue existiendo. Veo un canal, 'La 1', ese que emite los programas que no interesan (porque los interesantes están en 'La 2', como Saber y ganar, Redes, y esos programas que nadie ve aunque deberían). Los domingos por la noche, emiten una película, 'la película de la semana', cuando han emitido unas 12 películas en toda la semana entre los dos canales, pero, de alguna manera, la que emiten el domingo por la noche es más importante ¿por qué? Suele ser para un público más amplio (jaja) o porque recibió el aplauso de crítica y público (jaja, si, esto lo podéis comprobar viendo que hace un par de semanillas emitieron 'Transformers 2'). Esta semana emiten 'La piel que habito' en 'La película de la semana'. Esto ha hecho que me piense seriamente si quemarme a lo bonzo o inmolarme. Finalmente, ha predominado la opción de no ver la televisión esa noche. Luego, en Antena 3, otro canal muy extraño, veo que salen muchos famosos que son famosos por razones que desconozco. A fin de cuentas, sale Pablo Motos, o un presentador que usa pimentón en lugar de gomina para el pelo, y que en vez de hormonarse para crecer en altura lo hace para desarrollar pectoral y abdominales. Cuenta cosas, la gente se rie. Yo no. Luego, hay un programa llamado 'Splash'. Va de esos 'famosetes' que se tiran al agua. Veo que hay un jurado, en el que está Guti, ese crack que debería estar jugando al fútbol en lugar de hacer gilipolleces, y un tío al que en Antena 3 se le puede ver 23 veces al día y que se llama Santiago Segura. Tiene pelo, pero pensar que no lo tiene es totalmente racional, porque que dos matas de pelo asomen en una calva puede no considerarse 'tener pelo'. En fin. Cambio de canal. Veo un programa que se llama 'Hay una cosa que te quiero decir'. Hay gente que va porque el equipo del programa encuentra gente que ellos están buscando. El equipo lo encuentra, lo trae al programa, y en vez de organizar un encuentro bello y emocional, cogen al invitado, lo ponen tras un monitor gigante en forma de sobre, y al 'destinatario' lo ponen al otro lado. Cuando se han dicho lo que tienen que decirse, un tio que cobra por horas tira del monitor gigante hacia dentro y los invitados se abrazan. Lo presenta Jorge Javier Vázquez, el tio que no conoce ese invento llamado 'máquina de afeitar'. Me dicen que tiene un Premio Ondas. Bueno, Sandra Bullock tiene un Oscar ¿no? En ese mismo canal emiten algo llamado 'Gran hermano'. Cambio de canal.

Conclusión: La tele está inventada. La bomba atómica también, y no nos pasamos todo el día mirándola. Puede que fuera más sano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario